Stefano Carera (izquierda), de Italia, y Eirini Giannakopoulou, de Grecia, son los fundadores de SCEG Architetti.

Esta casa italiana de 323 pies cuadrados es un refugio de fantasía

Los fundadores de SCEG Architetti aprovecharon al máximo este apartamento de montaña, transformándolo en un colorido y caprichoso refugio familiar

Los italianos son expertos en la dolce vita: Dominan el arte de disfrutar de la vida y pasar tiempo con la familia y los amigos. Esta filosofía impregna en general la cultura mediterránea, y es sin duda una de las razones por las que Stefano Carera y Eirini Giannakopoulou son grandes compañeros, tanto en la vida como en los negocios. La pareja puso en marcha su estudio de arquitectura con sede en Turín en 2011. Desde entonces, han diseñado espacios que siempre reflejan el equilibrio entre funcionalidad y emoción, tradición e innovación. Para ellos, un proyecto tiene que ser como un poema: decir lo máximo con el menor número de palabras posible. Este concepto esencial no se traduce en una estética concreta, sino que es como la relación entre la técnica y la imaginación. Un ejemplo: La diminuta casa de vacaciones de Stefano y Eirini, situada en un pequeño pueblo de la Alta Val di Susa, Claviere.

“Está en las pistas de esquí, a sólo una hora de Turín”, dice Eirini. “Es una zona muy animada en todas las estaciones”. Los 269 pies cuadrados de espacio exterior con vistas al bosque es lo que hizo que la pareja se enamorara de este lugar. “¡Tenemos un niño de cinco años que se divierte mucho jugando al aire libre!”.

La ciudad de Claviere se encuentra a 5,774 pies sobre el nivel del mar, en el lado italiano de la frontera con Francia.

Los dos arquitectos compraron el piso hace dos años y, desde entonces, han renovado todo el interior. El mayor reto consistió en “interpretar la imagen tradicional de un chalet en la montaña, normalmente todo de madera”. En lugar de atenerse a ese ideal concreto, Eirini y Stefano crearon un colorido refugio de 323 pies cuadrados con un espacio abierto compuesto por la cocina y el comedor/sala de estar, un pequeño dormitorio y un baño.

Cada rincón se ha optimizado para que puedan dormir seis personas en sólo 323 pies cuadrados.

El área pública, que es el corazón de la casa, presenta un elemento clave del proyecto, que rinde homenaje al maestro del diseño italiano que fundó el Grupo Memphis en Milán en 1980. “El tono más importante es el rojo de Ettore Sottsass”, dice Eirini. “Nos encantan los colores, y en este proyecto hemos introducido una rica paleta”.

El póster de la rana verde de Enzo Mari en la pared azul contrasta con la estructura roja del sofá cama, hecho a medida y tapizado con la tela.
Uno de los elementos decorativos sorprendentes de este minúsculo apartamento es el Gnomo Kartell de Philippe Starck; este modelo en concreto se llama Napoleón.

Inspirados por los cuentos de hadas y el paisaje alpino que los rodea, la pareja de arquitectos se volcó de lleno en el diseño de este espacio para ellos. “Cuando creamos para nosotros, somos totalmente libres”, dice Eirini.

A Eirini le encanta la foto local de los dos niños en el bosque que se encuentra junto al banco del comedor. “Podría ser la ‘portada’ de esta historia visual”, dice.

En este acogedor apartamento en el que se aprovecha al máximo cada centímetro, los tonos azules y verdes -como una oda al paisaje- contrastan con el rojo en toda la vivienda. Algunos elementos decorativos como el póster de la rana de Enzo Mari en la pared y el gnomo de Kartell de Philippe Starck crean un ambiente sorprendente y alegre lleno de fantasía.

Eirini y Stefano trabajaron para dar una sensación de fluidez y profundidad a través de los materiales y los motivos. Como resultado, su casa de vacaciones es acogedora pero divertida, funcional pero única. “Solíamos ir casi todos los fines de semana”, dicen Eirini y Stefano. Para ellos, este espacio es “un microcosmos de la vida”.

Hazlo tú mismo

  • Utiliza muebles multifuncionales para optimizar un espacio pequeño. Eirini y Stefano optaron por un sofá cama en la diminuta zona de estar para asegurarse de poder invitar a amigos y familiares a quedarse con ellos un fin de semana.
  • Juega con diferentes motivos y tonalidades fuertes para crear algo de profundidad. Los motivos geométricos y florales a través de alfombras, cortinas y azulejos, combinados con colores vivos en las paredes y en algunos muebles, ayudan a añadir una sensación de movimiento y dinamismo visual a un espacio.
  • Elige un color como hilo conductor. En su refugio en la montaña, Eirini y Stefano eligieron el rojo como tema principal. Lo utilizaron de varias maneras en los diferentes espacios para que el apartamento tuviera una sensación de cohesión.

pThe use of red veneer is an homage to Italian designer and architect Ettore Sottsass.p
El uso de la chapa roja es un homenaje al diseñador y arquitecto italiano Ettore Sottsass.

Karine Monié

También Te Puede Gustar