La guía definitiva sobre Salas

Si quieres conocer la estética del diseño de alguien, no busques más allá de su sala. Como uno de los lugares más frecuentados de la casa -sólo rivalizado por la cocina-, la sala marca el tono del resto de la casa. Y aunque algunos piensen que es sólo un “rincón acogedor”, la sala también es un lugar ideal para experimentar con paletas de colores atrevidos, tapetes atractivos y una variedad de accesorios de iluminación.

Conoce más acerca de salas
Blog de Salas

Sin duda el corazón de todo hogar es la sala, pero la decoración de este espacio puede resultar a veces monótona. Para mucha gente, la sala es el lugar donde se llevan a cabo grandes conversaciones y reuniones, por lo que debería diseñarse pensando en la comunidad y la conexión. Sin embargo, la mayoría de las veces, la distribución de los asientos se desvía hacia lo básico: Un sofá por aquí, un sillón por allá y una mesa de centro en el medio. El resultado puede ser precioso, sí, pero no necesariamente sorprendente. Sin embargo, la realidad es que una sala tiene un potencial de diseño ilimitado, y todo comienza con la distribución de los asientos. Con un poco de creatividad, un surtido de sillas, sofás y taburetes pueden transformar cualquier sala en una mejor.

Si estás buscando un poco de inspiración, aquí te damos consejos de cómo decorar y organizar cada rincón de tu sala, muebles, iluminación, paredes colores etc. Independientemente de tu estilo, tamaño de sala y necesidades.

Hay que tener en cuenta algunas cosas importantes a la hora de organizar los muebles de la sala:

  • Establece el punto focal de la habitación y ubica los muebles en torno a él. En algunas salas, el punto focal será un elemento ya existente, como una chimenea o una ventana, y en otras, será algo que incorpores a la habitación, como una televisión.
  • Utiliza los muebles para crear zonas de conversación. La gente debe poder hablar cómodamente entre sí sin forzar el cuello ni gritar. Si la sala es especialmente grande, puedes crear varias zonas de conversación.
  • No te olvides de la circulación. Deja espacio suficiente para que se pueda caminar alrededor de los muebles y poder ir fácilmente de un lado a otro de la habitación.
  • Aleja los muebles de las paredes. Tener todos los respaldos de los muebles tocando las paredes es uno de los mayores errores que la gente comete en una sala.

Tamaños y distribución de los muebles

Cuando se trata de los muebles de la sala, el tamaño es importante.

  • Sofás, sillones y sillas – Por lo regular son los objetos mas caros dentro de la sala, por lo que es importante que queden bien en el espacio. Debes medir el área antes de correr a comprar cualquiera de estas piezas. No querrás que sean ni demasiado grandes ni demasiado pequeños. Haz un dibujo de la habitación en una hoja de cuadrícula con las medidas a escala adecuadas. Prueba colocar el sofá y las sillas en diferentes lugares y ve lo que funciona mejor visualmente y en términos de dejar espacio para caminar entre ellos.
  • Tapete – El uso de tapetes es una gran manera de definir las zonas, pero el error número uno que la gente hace en la sala es usar un tapete demasiado pequeño. Recuerda que todos los muebles deben poder acomodarse en el tapete. Si el espacio no lo permite, asegúrate de que al menos las patas delanteras de todas las piezas grandes estén sobre el tapete.
  • Mesa de centro – Las mesas de centro son piezas prácticas que a menudo se encuentran en el centro de las áreas de conversación. Si decides incluir una, recuerda que la altura debe ser ligeramente inferior a la del asiento del sofá y las sillas que la rodean. La longitud de la mesa también debe ser aproximadamente la mitad o dos tercios de la longitud del sofá. Si no quieres utilizar una mesa de centro, puedes probar colocar un par de mesas o bancos más pequeños para conseguir el mismo aspecto. Eso sí, asegúrate de que no sean demasiado pequeños. Las personas que se sienten a su alrededor deben poder inclinarse para dejar o tomar una bebida sin tener que levantarse de su asiento. Al mismo tiempo, asegúrate de dejar suficiente espacio para las piernas entre los asientos y las mesas: de 35 a 20 centímetros debería ser suficiente.
  • Mesas auxiliares – Las mesas auxiliares suelen ser un extra, pero son importantes. El número que necesites dependerá del número de asientos que tengas. Todo el mundo debería poder dejar cómodamente una bebida sin tener que levantarse y caminar hasta una mesa. Intenta tener una a cada lado del sofá y entre dos sillas. La clave está en disponer de suficiente espacio de superficie sin abarrotar la habitación. Las mesas deben tener aproximadamente la misma altura que el brazo de la silla o el sofá al que están junto.

Conclusión acerca de las salas

Hay muchas maneras de decorar este espacio común, pero distribución perfecta de la sala es la que se adapta a tu estilo de vida, ya sea que quieras un área de entretenimiento, una habitación tranquila y aislada para descansar, o un espacio multifuncional que pueda adaptarse a cualquier situación que necesites. Te sorprenderá la cantidad de formas diferentes en que puedes configurar tu sala.