plantas en cocina

5 cosas que debes tener en cuenta si quieres añadir plantas al diseño de tu cocina

Con la popularidad del diseño biofílico, basado en la idea de que los seres humanos necesitan una conexión con la naturaleza en el interior para ser felices y saludables, las plantas están entrando en la cocina como nunca antes.

Anteriormente, la cocina era más bien una zona funcional construida para cocinar y guardar alimentos. Pero ahora esta área central se ha elevado a un espacio vital que también refleja la personalidad y los gustos (gastronómicos y estéticos) de las personas. Y con la popularidad del diseño biofílico, basado en la idea de que los seres humanos necesitan una conexión con la naturaleza en el interior para ser felices y saludables, las plantas están entrando en la cocina como nunca antes.

“Las plantas dan vida a la zona y aportan un elemento natural que toda habitación necesita”, dice la diseñadora de interiores Verónica Salomón, de Casa Vilora Interiors.

¿Deberías poner un filodendro encima de una estantería abierta? ¿Y una enredadera Silver Satin junto al lavaplatos? Nos pusimos en contacto con diseñadores amantes de las plantas y con influencers con conocimientos de jardinería para que nos dieran algunos consejos y sugerencias sobre cómo crear tu propia cocina llena de plantas.

Ten en cuenta que cualquier planta específica mencionada en esta historia o cualquier otra puede ser tóxica para las mascotas o los seres humanos. Las plantas “tóxicas” pueden provocar síntomas que van desde los leves (malestar estomacal) hasta los graves (posible muerte). Si tienes un gato, un perro o un niño, asegúrate de investigar las plantas de antemano en un sitio de confianza o llamando a tu veterinario o pediatra.

plantas en cocina
Fotografía: Sandra Regalado

Sé estratégico en la ubicación.

Cyril Sontanillo Davis, un estilista botánico conocido como Cyrilcybernated en Instagram y en su canal de YouTube de DIY, dice que la mayoría de las personas caen en uno de los dos grupos cuando se trata del cuidado de las plantas: los que las riegan demasiado y los que no las riegan. Averigua cuál eres tú, y luego coloca tus plantas de la cocina estratégicamente para mantenerlas vivas.

Por ejemplo, Davis sabe que él, y la mayoría de los aficionados a las plantas, tienden a regar en exceso, por lo que sugiere colocar un filodendro en un lugar alto donde no puedas alcanzarlo sin estar sobre una silla. Así, sólo lo regarás una vez a la semana, más o menos. Si tienes una planta que tiende a decaer con frecuencia, ponla más cerca del fregadero para que te acuerdes de darle de beber. Por supuesto, asegúrate de mantener tus plantas delicadas lejos de la estufa para preservarlas del calor.

¿Aún no estás seguro de en qué categoría de riego te encuentras? El lirio de la paz (Spathiphyllum) es una planta muy tolerante que soporta el exceso y la falta de riego, y puede soportar condiciones de luz más intensas y más bajas. Otras plantas tolerantes son la planta ZZ (Zamioculcas zamiifolia) y la planta serpiente (Sansevieria trifasciata).

plantas en cocina
Fotografía: Adriana De Cervantes

Identifica las zonas de luz de tu cocina.

Si te gusta la jardinería, probablemente hayas visto el mapa de zonas de resistencia de las plantas que divide a los Estados Unidos en diferentes áreas para que sepas qué plantas prosperarán en la tuya. Pues bien, J’Maica Thomas, copropietaria de BLK Girls Green House en Oakland con su amigo Kalu Gebreyohannes, dice que tu cocina tiene zonas de luz y que debes elegir la planta que prosperará en cada una de ellas.

¿Tienes luz indirecta? Thomas es un gran fan de las violetas africanas (Saintpaulia), plantas de la vieja escuela que probablemente cultivaba tu abuela y que están viendo un resurgimiento. Para que florezcan, las violetas se benefician de la luz indirecta del norte o del este, y un exceso de luz quemará sus hojas. ¿Tienes luz intensa? Las plantas de serpiente pueden prosperar en la más brillante, pero pueden soportar una luz escasa si eso es todo lo que tienes.

plantas de interior
Fotografía: Esteban Cortez

Hay que saber que la humedad no siempre es buena.

Pam Gant se mudó a una casa con una excelente luz en la cocina: un tragaluz orientado al sur y ventanas orientadas al oeste. Así que compró una planta para ver cómo le iba. Ahora, se han apoderado de ella: Tiene plantas sobre estanterías abiertas, sentadas en los marcos de las ventanas y colgando de una viga que atraviesa la cocina. “Están básicamente en todas partes”, dice la analista de datos que es cofundadora del Tacoma Houseplant Club, un grupo de Facebook con el lema “Haciendo amigos, cultivando selvas”.

¿Pero hay un tipo de planta que no encontrará en la cocina de Gant? Las suculentas. Porque mientras que su orquídea puede disfrutar de la humedad y la niebla, esas cosas no son buenas para todas sus plantas. “Yo cocinaba las verduras al vapor y se me derretían las suculentas. Había demasiada humedad”, dice Gant.

plantas en cocina
Fotografía: Nancy Mitchell

¿Prefieres el look “más plantas es más”? Opta por plantas de bajo mantenimiento.

En su acogedora cocina de Yorkshire (Reino Unido), la influencer de estilo de vida y plantas Pandora Maxton tiene un estante central lleno de vegetación suspendido sobre la mesa de comedor de su familia, además de estantes abiertos por los que pasan las plantas enredaderas. “No me gustan las esquinas ni los bordes”, dice Maxton. “Al colocar las plantas a lo largo de las estanterías abiertas y en los extremos, se suaviza el aspecto general”.

Maxton mantiene el aspecto de su cocina como un invernadero eligiendo plantas resistentes que prosperan en casi todas las condiciones. Sus mejores plantas para colgar en los frentes de las estanterías son las plantas araña (Chlorophytum comosum), porque se multiplican y son casi imposibles de matar, los filodendros trepadores (Philodendron hederaceum), la hiedra del diablo trepadora (Epipremnum aureum) y el collar de perlas (Senecio rowleyanus), siempre que no se riegue en exceso.

plantas de interior
Fotografía: Kristin Prough

Elige una planta que sea bonita y práctica.

“En la cocina me encanta traer hierbas que sean realmente funcionales y que se usen para cocinar o para hacer una taza de té”, dice Solomon, que vive en Katy, Texas, cerca de Houston. Si es una planta que realmente incorporas a las comidas, hay más posibilidades de que la cuides”.

En su cocina, Solomon tiene romero (Salvia rosmarinus) y una pequeña planta de tomate situados en lugares donde reciben luz natural. No puede esperar a preparar una salsa de pasta casera. También recomienda incorporar a la cocina cebollinos (Allium schoenoprasum), fáciles de cultivar y amantes de la luz; te encantará la forma en que un trocito de cebollino fresco da un toque a tus huevos revueltos.


María C. Hunt