17 formas de incorporar almacenamiento a las paredes de tu baño

Algunos baños pequeños tienen muy poco -o nada- en cuanto a armarios o gabinetes de almacenamiento, por lo que los usuarios más audaces de espacios reducidos recurren a un lugar de almacenamiento menos obvio: la pared.

Uno de los principales problemas de un baño pequeño es la falta de almacenamiento. Puedes simplificar tus pertenencias, seguro, pero siempre hay algunas cosas necesarias que querrás tener en tu baño, como toallas, jabón, pasta de dientes, etc. ¿Dónde deberías poner todas esas cosas? Algunos baños pequeños tienen muy poco -o nada- en cuanto a armarios o gabinetes de almacenamiento, por lo que los usuarios más audaces de espacios reducidos recurren a un lugar de almacenamiento menos obvio: la pared.

A continuación encontrarás 17 ideas inteligentes para organizar el baño que te ayudarán a aprovechar el espacio de las paredes para que puedas acomodar lo que necesitas en el reducido espacio de tu baño.

1. Prueba suerte con un nicho en la regadera

Fotografía: Carina Romano

La ausencia de estantes en la regadera puede resultar problemática, por lo que un nicho resulta muy útil. Instalar uno de estos huecos, como ha hecho esta casa de Filadelfia, aireada y minimalista, hace que todos los botes de shampoo y otros objetos de la regadera no estén en el suelo, los mantiene organizados y fuera del camino.

2. Busca la antigüedad perfecta

Fotografía: Lana Kenney

El almacenamiento práctico no se limita a los armarios de tocador y las cajoneras de plástico. Prueba a echar un vistazo a las tiendas de antigüedades o a las páginas web para ver si puedes encontrar un armario de tamaño reducido que puedas colgar y que sea tan útil como la versión de madera azul de esta casa . Además, tu colección de productos para el cuidado de la piel se verá ordenada y será fácil de encontrar si eliges algo con una puerta de cristal.

3. Hazlo puramente decorativo

Fotografía: Tiffany B. de @myeclecticnest

Esta preciosa casa de Nueva Jersey demuestra que no todos los estantes, repisas y cajones tienen que ser únicamente útiles. Si te has dado cuenta de que eres bueno almacenando pero no te queda ni un centímetro cuadrado para poner acentos elegantes, incorpora repisas en la pared para asegurarte de que cada espacio de tu casa tenga un toque de personalidad, ¡incluso el tocador!

4. Maximiza el espacio con una estantería ultrafina

Fotografía: Liz Calka

Hasta en los espacios más reducidos cabe una estantería. Aunque parezca imposible, esta estantería delgada como un lápiz en un colorido baño de Washington D.C. muestra cómo se puede crear espacio de almacenamiento casi de la nada. La adición de una estantería de cristal montada en la pared o algo similar significa más espacio para las cosas imprescindibles, como el cepillo de dientes y una planta, por supuesto.

5. Consigue un almacenamiento ingenioso en el lavabo

imagen: Atelier Dore

Este es un truco tan elegante como práctico: instalar un estante en la pared debajo del espejo del baño. Como se ve en la fotografía de arriba, esta es una gran manera de proporcionar un espacio de almacenamiento para las necesidades en un baño con un lavabo que no tiene mucho espacio disponible.

6. Adopta la elegancia y discreción

Imagen: Adam Ford/The Everygirl

Si hay una pared a la izquierda o a la derecha de tu lavabo, es un buen lugar para colocar unas estanterías de pared. Este cuarto de baño de The Everygirl lo demuestra maravillosamente, con un conjunto de estanterías de fácil acceso que tienen un claro aire minimalista.

7. No subestimes el espacio que hay sobre tu sanitario

Imagen: Brooklyn Limestone

¿Otro gran lugar para colocar estanterías en la pared? Encima del inodoro. Encontrar un lugar para todo el papel higiénico extra puede ser difícil, pero en este baño de Brooklyn Limestone, apilar el papel higiénico en estantes sobre el inodoro hace una declaración de estilo.

8. Cúbrelo

Si prefieres ocultar el papel, puedes optar por un armario de pared sobre el inodoro, como el de la fotografía de arriba. Una vez tuve un jefe en un estudio de arquitectura que llamaba a estos gabinetes “rompecabezas”, pero puedes evitarlo eligiendo uno con un diseño delgado.

9. Apuesta por algo estrecho

En este baño, un armario alto y delgado instalado en la pared revoluciona la situación del almacenamiento. Los armarios colgados en la pared resultan más ligeros que los que se colocan en el suelo y, además, pueden ocupar menos espacio.

10. Fíjate en esos rincones

Si hay un pequeño espacio entre el inodoro y la pared, puede ser un lugar ideal para colocar algunas estanterías. Estos estantes en particular aprovechan un rincón más profundo, pero incluso si tus estantes tienen sólo tres o cuatro pulgadas de profundidad, pueden guardar papel higiénico y suministros de baño.

11. Construye una zona con cestas

Imagen: Zevy Joy

En este baño, una serie de cestas fijadas a la pared son el lugar perfecto para colocar toallas de distintos tamaños. Este es un estilo de estantería sobre el inodoro, pero con un toque de textura.

12. Alambre

Imagen: This Charming Life

En este cuarto de baño una cesta de alambre, colocada en la pared junto al lavabo, sirve para guardar los artículos de aseo y mantenerlos siempre a mano. Es una forma estupenda de complementar un gabinete sobrecargado.

13. Haz espacio encima de la puerta

Otro lugar en el que se puede buscar almacenamiento es encima de la puerta. Estas estanterías de alambre sirven para guardar toallas y suministros adicionales, y como están en alto, pueden ser bastante profundas sin sobresalir demasiado en la habitación.

14. Utiliza una esquina vacía

Imagen: Eileen Roche y Jesse Silacci/Design*Sponge

Esta es una buena idea, que funciona incluso en los espacios más pequeños: las estanterías de esquina. Instálalas junto a un lavabo, o en lo alto para proporcionar un lugar de acceso a unas cuantas toallas extra o cestas de almacenamiento.

15. Cambia de lugar el toallero

Imagen: Jenna Burger Design

Encontrar un lugar para colgar las toallas, sobre todo en un baño compartido por varias personas, puede ser un verdadero reto. Esta es la solución de Jenna Burger Design: Colocar los toalleros en la parte trasera de la puerta del baño.

16. Pruebe un sistema de almacenamiento en la puerta

También puedes añadir almacenamiento detrás de la puerta con un sistema de almacenamiento para la pared, como este que se muestra. Si no te gusta tener todo a la vista, puede que no sean la solución ideal, pero una vez tuve una despensa con un estante como éste en la puerta, y te sorprendería lo mucho que pueden almacenar.

17. Reduce tus armarios

Los almacenamientos diseñados para los zapatos, por su delgado perfil las convierte en un gran candidato para todo tipo de almacenaje también, especialmente en lugares donde el espacio es escaso. Sólo tienen 7 pulgadas de profundidad y pueden meterse en pequeños recovecos, proporcionando un perfecto cajón de almacenaje para las necesidades del baño.


Nancy Mitchell

También Te Puede Gustar